Teléfono (044) - 296 596
Teléfono (044) - 505 020
WhatsApp 51 985 311 515

¿Existen consecuencias por aguantar la orina?

Salud Primavera, más de 7 años cuidando tu salud.
orina
02
Oct 2019

Nuestro cuerpo es sabio. La pared de la vejiga está llena de pequeños receptores que envían un mensaje a nuestro cerebro cuando alcanza su máxima capacidad. Afortunadamente, la mayoría de nosotros tiene control total sobre la función de la vejiga, de modo que cuando recibimos este mensaje, podemos decidir ir al baño o aguantar ir a orinar un poco. Pero, ¿qué sucede en nuestro cuerpo cuando retenemos orina?

Es normal intentar aguantar la necesidad de orinar de vez en cuando. La capacidad normal de la vejiga es de unas dos tazas de líquido e incluso menos para un niño. La vejiga puede estirarse para contener más que esto, pero hacerlo con demasiada frecuencia puede ser peligroso.

La orina es muy importante para el correcto funcionamiento del cuerpo humano. Contiene las toxinas que debemos ir eliminando del organismo.

Más allá de la evidente incomodidad y del riesgo que puede generar para las personas con problemas de retención, aguantar la orina no tiene por qué generar problemas si se hace de manera puntual o esporádica, pero sí puede llegar a causarlos si lo hacemos de forma habitual.

Si retener la orina se convierte en una costumbre pueden acabar apareciendo desde infecciones -la dolorosa cistitis-, hasta las disfunciones del sistema urinario.

Por eso, debemos revisar bien nuestras rutinas fuera de casa, donde corremos más riesgo de que esto suceda. Esto puede ocurrir especialmente en nuestro puesto de trabajo, especialmente si encadenamos tareas sin parar y nos cuesta encontrar tiempo para ir al baño de forma natural.

La vejiga de una persona tiene una capacidad de almacenar unos 500 o 600 mililitros, aunque se dilata permitiendo que se acumule una cantidad bastante mayor. Esto pasa cuando dormimos. En casos de retención, además, puede llegar a contener incluso más de dos litros.

Pero las ganas de orinas pueden aparecer desde el momento en el que llegamos a entre 250 y 350 mililitros. Entonces, el líquido se retiene por la acción de dos músculos: el esfínter, que se contrae para evitar la salida de la orina, y el detrusor. En principio, estos músculos se regulan de forma inconsciente, pero conforme aumenta la cantidad de líquido, es necesario hacer un mayor esfuerzo.

Si nuestro cuerpo nos lo pide, ese será el momento de orinar. Pero si no, podemos entrar en una fase en la que el detrusor, el músculo que se encarga de contraer la vejiga para el vaciado que pide el cerebro se contrapone con la acción de nuestro lado consciente, que, a través del esfínter distal, frena las ganas de ir al baño.

Otros artículos que te pueden interesar:

23
Oct 2019
Tipos y síntomas de la diabetes

La diabetes es una enfermedad en donde existe un desequilibrio en los niveles de glucosa (azúcar) en la sangre y…

leer más
22
Oct 2019
Beneficios de donar sangre

Donar sangre es uno de las mejores acciones que una persona pueda hacer, no solo porque ayuda a las personas…

leer más
18
Oct 2019
10 síntomas de salud que no debes pasar por alto

Te presentamos 10 síntomas que no debes pasar por alto ya que es muy probable que cuando tengas tos o…

leer más